Monitoreo

25 de marzo del 2022
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Tras la declaración ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por parte de la señora Ana María Morra Vda. de Leguizamón y Dante Ariel Leguizamón Morra, esposa y uno de los hijos respectivamente de Santiago Leguizamón Zaván, periodista asesinado el 26 de abril de 1991, el caso entra a su etapa final ante el organismo internacional.

A partir de la declaración de esta mañana, los abogados Hugo Valiente y Julia Cabello, representantes de la familia ante el Tribunal Internacional, así como el Estado paraguayo, deberán remitir sus alegatos finales por escrito hasta el 25 de abril de 2022, plazo que no se puede prorrogar.

En sus declaraciones tanto la señora Ana Morra como Dante Leguizamón respondieron preguntas de los abogados representantes y de los jueces y juezas de la Corte IDH. El Estado paraguayo, representado por el Procurador General de la República, Juan Rafael Caballero, no formuló preguntas. En este sentido, el Estado ya reconoció su responsabilidad por no haber protegido la vida, ni la libertad de expresión de Santiago Leguizamón, así como el de toda la sociedad.

El juicio continúa puesto que la Corte IDH, luego de las declaraciones y los alegatos, deberá entrar en periodo de deliberaciones para decidir cuál será la sentencia contra el Estado paraguayo. En este sentido, la Corte consultó a los familiares de Santiago sobre sus expectativas de reparación por parte del Estado.

La familia refirió que el Estado paraguayo debe investigar no solamente el asesinato de Santiago, sino todos los asesinatos de periodistas que actualmente están en impunidad, así como establecer medidas de protección para prevenir los asesinatos. Ana Morra afirmó que, desde el asesinato de su marido, las cosas solo empeoraron y muchos periodistas fueron asesinados en todo el país.

Dante Leguizamón, refirió la necesidad de contar con una comisión de verdad que esclarezca estos crímenes, para que se pueda hablar de forma pública y oficial sobre la historia del crimen de Santiago. Dijo que nunca esperaron mucho del Estado paraguayo que, siempre los abandonó y recordó que incluso cuando supieron que la familia iría a estrados internacionales, no ofrecieron verdaderas medidas de reparación.

“El estado nos llamó a una reunión, yo convoqué a toda mi familia porque pensé, ilusamente, que el Estado nos podía ofrecer algo interesante porque tenía nuestro pedido de elevación a la Corte IDH, pero lo único que nos preguntaron fue a cuánto ascendía nuestra pretensión económica (…) sin siquiera plantear una alternativa, por ej. está dentro de las peticiones que hicimos, la creación de una comisión de verdad”, recordó.

Dijo que, en Paraguay se debe profundizar el debate sobre la necesidad de democratización de los medios, hoy concentrados en pocas manos y, en algunos casos, de gente políticamente vinculada con sectores ilegales.

Puntualizó sobre que, si hoy un periodista recibe una amenaza, este debe accionar de forma privada, cuando esto debería ser de acción penal pública para casos de periodistas y defensores de DD.HH.  “Es la única forma de hacer justicia en el caso de Santiago y honrar no la muerte sino la vida y la lucha de Santiago”, afirmó.

Ambos familiares respondieron numerosas preguntas sobre cómo el asesinato de Santiago Leguizamón, la ausencia de un esposo y padre para la familia, impactó en ellos. Largamente pudieron ser oídos sobre este aspecto, en un relato que evidenció cómo sus vidas tomaron rumbos que no habrían tomado si no mataban a Santiago.

Asunción, marzo 25 de 2022

Para más información: 0974-252061 / 0971-365000