Noticias

24 de agosto del 2021
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

La comunidad indígena María Auxiliadora Kilómetro 40 de la etnia Maskoy clama justicia a las autoridades de Puerto Casado, por la muerte de dos de sus miembros -uno de ellos menor de edad- en un accidente de tránsito que ocurrió en el marco de las preparaciones para los comicios municipales, según señalan.

El 7 de febrero de 2021 ocurrió un accidente sobre la ruta Bioceánica, unos 11 kilómetros antes de alcanzar el centro de Puerto Casado. En la carrocería de un camión Mitsubichi Canter de los que se usan para transporte de mercaderías viajaban más de 50 personas, hombres, mujeres, niños y niñas de la comunidad indígena Kilómetro 40, ubicada a aproximadamente una hora del casco urbano de Puerto Casado.

Vehículo accidente comunidad indígena kilómetro 40
Así quedó el Mitsubichi Canter en el que se trasladaba a más de 50 personas de la comunidad.

El camión, por motivos que aún no fueron esclarecidos por la Fiscalía, volcó causando la muerte de dos personas, así como lesiones leves y graves en la mayoría de quienes estaban en el vehículo. Los fallecidos fueron dos varones de 59 y 17 años respectivamente. Los y las indígenas estaban siendo trasladados a la ciudad en el marco de una campaña de cedulación que, según explican, se realizaba en la zona con miras a las elecciones municipales de este año.

Durante una visita de representantes de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay, la comunidad denunció que, a más de seis meses del suceso, no cuentan con información suficiente sobre cómo avanzó o no el proceso. Refieren que la mayoría de ellos no fueron llamados a declarar en el marco de la investigación de la posible responsabilidad penal del conductor que estaba al mando al momento del hecho.

“No es que nos queríamos ir nomás a la ciudad, por necesitar la cédula es que nos fuimos (…) nosotros para salir de acá tenemos que pagar por el camión y las autoridades no nos dan una respuesta”, explicó la madre del joven fallecido. En el mismo sentido, otra integrante de la comunidad dijo que cuando deben pagar por el servicio, usualmente se quedan durante todo el día en la ciudad para vender miel, escobas artesanales y remedios naturales de modo a cubrir los costos.

En ese contexto fue que solicitaron un tractor a la Gobernación, pero este no llegó a tiempo y por eso, recurrieron luego a un concejal municipal para que les ayude a conseguir un camión. De acuerdo a los testimonios colectados, el concejal envío este vehículo para que los busque.

Tras el accidente, el Centro de Salud local colapsó por la cantidad de personas heridas. Según reportes de medios que cubrieron lo sucedido, quienes sufrieron lesiones graves fueron derivadas a Concepción. El Centro de salud cuenta con escasos recursos, señalaron las personas afectadas. Dijeron que en esa ocasión varios de ellos apenas recibieron analgésicos y fueron dados de alta.

Afectados por el accidente mencionaron que temen que la Policía que intervino en el siniestro haya ayudado a encubrir la responsabilidad del conductor, pues según dicen, este habría estado bajo efectos de bebidas alcohólicas.

Desde la Codehupy se realizará un análisis de la investigación y se acompañará a la comunidad de modo a que tengan acceso a información completa y entregada de forma pertinente a las víctimas. En ese sentido, se ha realizado también un acercamiento al Ministerio de la Defensa Pública, de modo a que las víctimas cuenten con acompañamiento legal en los fueros penal y civil en caso de que las víctimas así lo requieran.