Noticias

16 de marzo del 2022
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Organizaciones campesinas e indígenas en conjunto con la Codehupy denunciarán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la situación de miles de personas que sufrieron desalojos forzosos y otras violaciones de derechos humanos en Paraguay durante los últimos años y en particular en 2021. La audiencia será pública el 17 de marzo a las 16 h (Paraguay) y 14 h (Washington).

Solamente en 2021 unas 5.000 personas de comunidades campesinas e indígenas, así como de asentamientos urbanos fueron desalojadas de manera forzosa, sin ninguna alternativa que les garanticen sus derechos humanos. Fueron 12 desalojos de comunidades indígenas, 10 en comunidades campesinas y 3 en asentamientos urbanos, según registró el Observatorio de Tierra, Agronegocios y Derechos Humanos de Base Investigaciones Sociales.

Los desalojos ocurrieron principalmente en departamentos de mayor impacto del agronegocio, como San Pedro, Alto Paraná, Canindeyú, Caazapá, Caaguazú. Algunas características agravantes de estos desalojos fueron que, varios se realizaron sin orden judicial y con la participación de guardias privados y civiles armados, cuya intervención, además, no es investigada por la Fiscalía.

Ante esta situación, la Codehupy solicitó a la CIDH una audiencia temática -espacio concedido por la CIDH para que la sociedad civil presente información sobre problemáticas de derechos humanos en un Estado parte de la OEA- sobre los desalojos forzosos en Paraguay. El organismo concedió la audiencia y se hará en modalidad virtual. Para el efecto, representantes de organizaciones campesinas e indígenas, junto con abogados de la Codehupy se reunirán en el salón Asunción del Hotel Guaraní, desde donde expondrán lo que ocurre.

“En el planteamiento que hemos hecho a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no solamente hacemos notar la situación continuada de los desalojos forzosos, sino en general, lo que nosotros entendemos es una política agraria altamente regresiva y persecutoria de las organizaciones campesinas e indígenas”, detalló el Secretario Ejecutivo de la Codehupy, abogado Oscar Ayala Amarilla.

Previamente a esta audiencia, la Codehupy impulsó en febrero pasado un espacio de diálogo entre autoridades del Poder Ejecutivo y personas afectadas, para que el Estado tome nota -formalmente- de lo que está ocurriendo y tenga la oportunidad de plantear soluciones durante la audiencia ante la CIDH.

Paraguay es miembro de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y, además, es signatario de la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto San José de Costa Rica) y por ende, está sujeto a la observancia de la CIDH.

Más información: 0974-252061 0971-365000