Noticias

6 de agosto del 2021
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) respaldó el proyecto de ley que busca suspender temporalmente los desalojos de comunidades urbanas y rurales mientras dure la pandemia y durante un tiempo prudencial una vez que termine.

El apoyo fue manifestado durante la audiencia pública impulsada por el senador Miguel Fulgencio Rodríguez este viernes, a través del Sr. Jan Jarab, representante regional de la ACNUDH. “Agradezco la oportunidad de participar de esta audiencia pública (…) y respaldar el proyecto de ley que tiene por objetivo suspender los desalojos forzosos en periodo de pandemia”, inició diciendo el vocero de ACNUDH en la audiencia realizada de manera virtual y a la que se sumaron casi un centenar de personas, entre ellos, la mayoría líderes y lideresas de pueblos indígenas, así como representantes de organizaciones y comunidades campesinas.

Jarab resaltó que, al inicio de la pandemia la Relatora Especial sobre el derecho a la vivienda adecuada de las Naciones Unidas recomendó a los estados adoptar medidas urgentes para cumplir con sus obligaciones en virtud de los derechos humanos. En ese sentido, hizo hincapié en que la recomendación expresa fue la de declarar “el cese de todos los desalojos de cualquier persona, en cualquier lugar y por cualquier motivo hasta el final de la pandemia y durante un periodo de tiempo razonable a partir de entonces” y que es el Estado a nivel nacional y a través de las representaciones locales, el responsable de garantizar que las personas sean protegidas contra los desalojos.

Proyectos de leyes similares a lo planteado por Codehupy, para frenar temporalmente los desalojos, fueron discutidos y aprobados en otros países de la región, destacó el representante de Naciones Unidas.

Dijo que, a pesar de las recomendaciones, la ACNUDH recibió información sobre varios desalojos contra comunidades indígenas, campesinas, urbanas y rurales durante la pandemia en Paraguay. “Como resultado (de los desalojos) se deja en mayor situación de desprotección a las personas que ahí viven y es por esto que desde la Oficina del Alto Comisionado consideramos importante que desde el congreso paraguayo se esté abordando esta situación”, afirmó.

La propuesta de Codehupy

El pasado 14 de julio Codehupy presentó públicamente un anteproyecto de ley que busca modificar el artículo 52 de la Ley 6524 “Que declara estado de emergencia en todo el territorio de la República del Paraguay ante la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud a causa del COVID-19 o Coronavirus y se establecen medidas administrativas, fiscales y financieras”, que es de hecho una ley temporal.

El objetivo es reemplazar lo señalado actualmente en ese artículo por lo siguiente: “Suspéndase en todo el territorio de la República, durante el tiempo de vigencia de la declaración de pandemia producida por el SARS-CoV-2 por la Organización Mundial de la Salud y de la declaración de emergencia sanitaria en todo el territorio nacional, la ejecución de todas las decisiones judiciales, fiscales o de cualquier otra índole cuyo objeto sea el desalojo o desocupación forzosa de inmuebles rurales o urbanos, que sirvan de asentamiento colectivo y se encuentren ocupados desde antes de la declaración de emergencia sanitaria citada.”